Si estás acá es porque te elegí...


Este es un espacio personal donde convergen pensamientos y creaciones, un poco de lo que soy, de lo que pienso, de lo que he vivido, de como veo el mundo...

El Blog está registrado y por consiguiente, salvo aclaración previa todo lo publicado me pertence
por lo tanto quedan prohibidas TODAS las reproducciones y difusiónes sin previa consulta y autorización.

Susana E. Buisson (Lakentsb)


domingo, 11 de octubre de 2009

SOBREDOSIS
















Explota mi mente de imágenes destrozadas,
de fragmentos de un pasado lejano que cada mañana vuelven al olvido,  
como los sueños intensos del amanecer.

Hoy te has convertido en una certeza ambigua,
certeza de que estás, de que existes porque puedo sentirte,
 y también porque no puedo probar que existes,

No hay manera de compartir el mismo aire…
No hay manera de ver tu rostro de hoy…

Me quedan solo fragmentos repetidos
que ya no se si fueron o los he querido inventar en mi desvelo.
Se dibujan en mi cuerpo los lugares compartidos,
mis sentidos te registran,  lejano y real:  
una contradicción entre aparición y  realidad dolorosamente cierta,
que de a ratos prefiero creer imaginada, imposible, soñada…

Sé de tu locura y de la mía,
de las historias que nos separan hoy: tan distintas, y sin embargo tan repetidas.

Siempre están, siempre ganan en esa constancia de arrancarnos,
y sin embargo no te vas, y sin embargo no me alejo,
no te olvido, no me olvidas.

Siempre estamos presentes en alguna parte,
persistimos.

El resquicio de sombras de tu mente me guarda,
y en algún oscuro rincón del laberinto interminable de realidades y memorias estoy,
te asalto, te impresiono en alguna madrugada perdida,
arrancándote del sueño tranquilo, despertándote emociones dormidas
que te niegas a reconocer y sin embargo te vencen,
y  tarde como siempre te confiesas…

Tarde,
tarde para deshacer, tarde para emprender, tarde para enmendar viejos dolores que solamente se renuevan...
Desbordada de dolores y sensaciones,desde una inconsciencia cada vez mas conciente, 
iluminada por tus confesiones tardías que de a poco deshacen lo que fue, te grito,
y lo inmenso se vuelve insignificante a la nueva luz de tus palabras…
y a pesar de los deberes y las lealtades persisto,

No sé prescindir de lo que no me das,
No sé deshacerme de lo que no tengo y sigo esperando de vos,

Sigo inundándome de tus ojos, de tu imagen antigua,
del recuerdo de mil sensaciones que no volví a repetir sin vos,
del deseo de que este desvelo sea anticipo de certeza y estés llegando a rescatarme nuevamente,
del dolor que renace de querer arrancarte...

Sé, es incoherente persistir en encontrarte, se que no estarás,
y sin embargo igual estas,  buscándome,
 aunque siempre sea para callar,  para soñarme en silencio, 
estas igual, en las madrugadas de desvelo, como yo,
 queriendo creer que no fue un sueño,
o que todo lo fue y que el dolor que sientes no existe…
Que lo único real es esta aguda sensación de estar terriblemente vivo,
aunque mil imágenes te inunden,
desfilando en esta procesión interminable de sensaciones
donde es imposible elegir, despertarse, descifrar,
donde el sueño imaginado es realidad palpable…

Y estoy,  y estas,
y  perdidos en esta sobredosis de sensaciones
solo sabemos persistir…

Susana Buisson. 2008

2 comentarios:

Gabriel Matías Cevasco dijo...

Hola Susy! no sabía que escribías. Recién entro al blog y me encantó. Este texto me gustó mucho. Yo sigo en tu San Miguel, tal vez algún día le dediques una poesía. Mientras tanto, otros bucólicos horizontes, con justa razón cautivan tu atención. Beso grande, Gabriel Cevasco.

Hueco continuo/vacíos ajenos dijo...

"Que lo único real esta aguda sensación de estar terriblemente vivo..."

Cada día mas intensa, con pensamientos que tallan,
marcan,
y detienen el tiempo por minutos, los minutos que llevan leerte.