Si estás acá es porque te elegí...


Este es un espacio personal donde convergen pensamientos y creaciones, un poco de lo que soy, de lo que pienso, de lo que he vivido, de como veo el mundo...

El Blog está registrado y por consiguiente, salvo aclaración previa todo lo publicado me pertence
por lo tanto quedan prohibidas TODAS las reproducciones y difusiónes sin previa consulta y autorización.

Susana E. Buisson (Lakentsb)


lunes, 17 de mayo de 2010

MIENTRAS EL MUNDO DUERME

Mientras el mundo duerme
Yo peco de tristeza una vez más, 
desconcertada con el frío inesperado de noviembre...

(tu mes, nuestro viejo mes...)
y las jugarretas que aun me hacen los recuerdos.
Doblegada hasta el dolor,
por esta incapacidad de olvidar detalles que tengo. 
De abandonarte a la deriva,
y dejar que te diluyas en el tiempo por fin, 
como las demás cosas que ya no recuerdo.

Mientras el mundo duerme, 
yo navego sin rumbo preciso 
en el espacio infinito de tus nombres,
¡tan comunes!
buscándote,
como si no supiera donde estás o si estás vivo.

Es un ritual inutil, lo sé, algo macabro y sin sentido,
uno que repito constante cada tantos años..
aunque ahora ya se ...
Se todo sobre las  razones, los pormenores 
del exilio voluntario al que sometimos nuestras culpas,  
intentando hacer real una distancia que jamás logró atenuarnos nada.
y sabiéndolo todo, 
aun sigo preguntándome las mismas cosas,
ignorando ese habitual hermetismo 
con el que  seguirás guardándote las respuestas  aun un par de años más...
Quisiera poder explicarme alguna vez,
y que me escucharas solo a mí...
Desenredar la telaraña que se armó frente a tu cara,
y que vos, por una vez, pudieras verme como yo te veo...
 

He ganado en mi búsqueda esta noche. 
Me llevo a casa un pinchazo en el alma, 
un revoltijo de estómago frente a tu rostro nuevo, 
que es para mi tan viejo y conocido...
He ganado el dolor de  saber aun leer tus ojos, 
y verlos empañados otra vez...
Y la certeza de que jamás sentiré algo como esto...
Mi premio de esta noche se suma al odio de siempre, 
ahora infinito, 
por este sufrimiento continuo y sin sentido:

Ambivalencia de querer olvidarte, y de esperar que vengas por mí algun día.

Certeza de saber que ya no volverás a romper el silencio,

y que yo, desespero de silencios...


Susana Buisson. Noviembre de 2009.

No hay comentarios: