Si estás acá es porque te elegí...


Este es un espacio personal donde convergen pensamientos y creaciones, un poco de lo que soy, de lo que pienso, de lo que he vivido, de como veo el mundo...

El Blog está registrado y por consiguiente, salvo aclaración previa todo lo publicado me pertence
por lo tanto quedan prohibidas TODAS las reproducciones y difusiónes sin previa consulta y autorización.

Susana E. Buisson (Lakentsb)


lunes, 29 de noviembre de 2010

PETICION


Dejame correr,
lejos...
Antes de que mis pies se empecinen en hechar raices junto a los tuyos.
 
Dejame partir,
ahora...
Antes de que  el mundo entero descubra el instante exacto, 
la tarde precisa  en que mi corazon cambio su ritmo,
y se acoplo a la cadencia de tus pasos, 
hechizado, por tus ademanes perfectos...

Dejame gritar,
que muero...
y asi, cual lobo hechizado por la luna,  
en esos lamentos ininteligibles, que  tu nombre, escondido, se vaya.

Dejame ir,
Antes de que mi silencio termine dibujando tu rostro en colores,
Antes de que  mis propios gestos me traicionen y me delate frente al mundo...

pero te pido, 
antes de irme...
Dejame regalarte unas palabras, 
estas palabras, las unicas que quiero que tengas...
 
Dejame describirte,
en este idioma,
que ya conozco tanto y es casi un juego para mi, tan familiar y antiguo como mi alma, 
Dejame dibujarte,
cada detalle, 
cada retazo de lo que provocas a veces, simplemente con el idioma silencioso de tus manos,
y tu mirada triste que te revela ante mis ojos tan solitario.

Dejame pintar tu retrato,
a mi manera,
Expresarte lo que ven mis ojos durante esos breves instantes,
en los que navegas,  perdido e inconciente, por  la musica de mi voz,
haciendo que  mis pasos se pierdan, 
dejandome atrapada en  esa delicada cadencia  que marcan tus manos de guitarra,
traspasandome,
y revelandome  tan claramente tu alma.


Dejame que te confiese,
(si es posible con este mismo silencio)
que fue apenas una vez la que me deje atrapar tu encanto,
que fue el idioma de tus gestos,  la suavidad de tus silencios...

Que te aclare,
que fueron las preguntas en tus ojos,
las culpables de que a veces te mirara tanto...
 
Que a veces sí,
intento con todas mis fuerzas mostrarte  lo que verdaderamente pienso,  
y que ultimamente me canso de huir,
(por miedo a perderte si me quedo)


Dejame ir,
ahora...
Antes de que te lo diga todo, antes de que traicione  todos los esfuerzos,
los mios, los tuyos, los de ellos...

Antes de que mis manos apretadas  te digan lo que callan.
Antes de que  se rompan para siempre  mis gestos falsos de corazon endurecido,

Que solo a veces ¡tan pocas veces!  finjen dejarse traspasar un rato por tu mirada.
Que solo a veces,  por un momento,  se  resquebrajan bajo la caricia de tu risa,
olvidando el acuerdo,  la rutina establecida,
y el protocolo de ironias  con el que solemos excusar la cercania...
 
Dejame ir,
ahora...
 
Ahora que todavia la voz no acompaña las miradas...

Ahora que todavia  las manos siguen apretadas...

Ahora, que todavia mis pies pueden alejarse voluntariamente de los tuyos...
 
Ahora que todavia mi alma puede  logra vivir un poco estando  tan lejos de la tuya.


Nov. 2010. Susana Buisson

No hay comentarios: