Si estás acá es porque te elegí...


Este es un espacio personal donde convergen pensamientos y creaciones, un poco de lo que soy, de lo que pienso, de lo que he vivido, de como veo el mundo...

El Blog está registrado y por consiguiente, salvo aclaración previa todo lo publicado me pertence
por lo tanto quedan prohibidas TODAS las reproducciones y difusiónes sin previa consulta y autorización.

Susana E. Buisson (Lakentsb)


martes, 9 de agosto de 2011


Cada vez que te despido 
se  sucede en mi retina 
la misma procesión de imágenes...


y traspasan mi piel las mismas sensaciones:


Me desfilan  todos tus rostros de vos, 
con cada uno de tus gestos.


...los que me robaron el aire, la cordura y la sensatez,
...los que solo me desgarraron en dos,
y esos otros, 


...los que nadie más que mi alma contempló.


Es verdad que veces me voy yo,
y que lo decido en silencio, 
aunque cada vez es mas lentamente, 
con menos voluntad y mas excusas.


Pero casi siempre sos vos. 


Tus impulsos,
o ese ciclo sin fin y repetido 
que llevan tus pasos desde que te conozco,


(o desde que chocamos en una vuelta del camino 
y algo se nos pegó del otro).


Aunque demasiado tarde comprendimos que éramos partes de lo mismo.


Cada vez que te despido,
es la misma sensación de desgarrarse,
de volver a ser conciente de lo que me va a faltar para siempre,


o hasta que  otra vez alguno de los dos se retracte
 y vuelva a aparecer,


y a conformarse con las mismas migajas,
o con el permiso  a contemplarse desde el otro lado del vidrio


con el mismo vacío en la mirada,
el paso cansino, la piel sin brillo,


la sonrisa a medias...


y lamentar de nuevo lo que ya sabemos hasta el infinito:
no es el tiempo, no hay regreso,




cada vez que te despido vuelven los mismos recuerdos:
las palabras dulces,el fuego en tus ojos,
el abrazo contenido, el nudo en la voz
y la certeza profunda de que siempre


 eras vos...


 y todo  se estrella con esta indiferencia,
con el silencio cotidiano 
en que nos hemos refugiado despues de tanto.


Ya no se cuantas veces yo me fui,
o cuantas vos volviste, 
o  cuantas me dejaste sin avisar...


Solo se que nada es para siempre ya,
ni el adios ni el regreso,
ni siquiera lo fue el amor,
el anhelo,  el deseo...


Me voy.
  
Esta vez porque no aguanté el silencio,


(o este estado resignado de perdonarse y vivir como si fueramos cualqier otro)


Vos siempre vas  a ser lo que yo quiero,
y esas siempre seran tus palabras para mi voz,


...como tus caricias para mi piel,
...como tus besos para mi alma...


Me duele lo mismo irme que quedarme esta vez,


Es por eso prefiero irme y sufrirte.


Prefiero el vacío, completo,verdadero.
y no saber ...


antes que verte resignado,
triste, mentiroso...


Prefiero la certeza de sentirme eternamente incompleta,
 y saber que estoy sangrando porque no estás.


No porque nos mata la indiferencia.




...y hasta prefiero el dolor de que de mi retina 


se desdibujen tus rasgos...


Susana Buisson. Agosto 2011

No hay comentarios: