Si estás acá es porque te elegí...


Este es un espacio personal donde convergen pensamientos y creaciones, un poco de lo que soy, de lo que pienso, de lo que he vivido, de como veo el mundo...

El Blog está registrado y por consiguiente, salvo aclaración previa todo lo publicado me pertence
por lo tanto quedan prohibidas TODAS las reproducciones y difusiónes sin previa consulta y autorización.

Susana E. Buisson (Lakentsb)


martes, 21 de junio de 2016

ENCUENTRO



Te olvido

Me dejo llevar  por el tiempo,

absorta en una marea de rutina y silencio,

donde abunda la ausencia de  nuestras voces,

alimentando la ausencia de mí.


Te olvido, 
y me vuelvo un eco de las cosas,

De algún modo
tu silencio me vacia de sensaciones,

Voy y vengo, eternamente,  sin sorpresas.



Me  quedas mirando así,

y me encuentro.

Con vos frente a mi, con tus ojos viéndome,

me distingo de repente viva,  vibrante,

despierta de anhelos.


Tu mirada inquieta me recorre,

dibujandome todos los bordes.

Mi deseo emerge de tu voz quebrada,

alojándose en tus frases incoherentes,

en el grito de tus gestos,


La sorpresa lisa y llana de mi rostro frente al tuyo,

te delata una alegría  que me sacude por completo,

 avivando un grito  ahogado, visceral,

 y desde el fondo de mi piel

se van encendiendo unas ganas de corroborarte completo,

de perder todo el tiempo del mundo en vos


De dejar que te pierdas en mi para siempre
y olvidemos todo lo que existe y nos retrae,

lo que nos apaga las miradas,

lo que nos ahoga las palabras.


Tengo sed de todas tus palabras sin sentido.

De horas de tu risa clara.

De tus ojos chispeantes, y tus manos blancas.


Protesto.

Odio el tiempo transcurrido ausente,

 sin esa candidez  con que tus intenciones se transparentan.


Te llamo en silencio desde el fondo de mi piel.

Te grito con todos mis gestos.


Tu nombre se resbala en todas partes

Tu nombre y un anhelo que desgarra

 con la conciencia de tu piel después esta larga ausencia.


Tu boca sonriente  me tienta cercana,

 con tantos besos acumulados

que mi corazón se acobarda,

 resguardándome  nuevamente en la distancia,

desde donde te amo,

hasta que vuelva a recordar olvidarte.

No hay comentarios: